Para atraer más clientes en tu Peluquería, es muy importante seguir una serie de acciones que vamos a contarte a continuación. Sin embargo, la PRIMORDIAL que no debes olvidar es siempre mantener felices a tus actuales clientes. Un cliente ya captado, es una oportunidad para repetir un servicio en el futuro y debes estar al día de todo para poder ofrecerle lo mejor. ¡Te explicamos en detalle todas las pautas!

Pautas para conseguir más clientes en tu Peluquería

Al cliente te lo ganas en mil veces que lo atiendas bien, pero lo pierdes en una única ocasión donde no salga satisfecho/a. Un cliente puede ayudarte a crear otros clientes. Tus buenos clientes, además de recomendarte, regresan.

1. Cursos de formación para actualizar tus conocimientos, descúbrelos

La actualización de conocimientos, técnicas y estilos es elemental en Peluquería hoy en día, para poder luchar contra la competencia (otros salones, Internet…). Es la mejor arma para optimizar la productividad y sorprender a tus actuales clientes. Al fin y al cabo, el cliente debe saber que tienes conocimientos superiores a los suyos para confiar en ti plenamente como estilista. ¿O vas a soportar que piensen que te mantienes siempre en la vieja escuela? Intenta saber más que él o ella para sorprenderle, dejarle nuevas propuestas y que confíe en tu criterio.

Las clientas Curly o Wavy son un buen ejemplo de personas que se han informado y empapado mucho por su cuenta y debes aconsejarlas con cosas que desconozcan, servicios personalizados, saber leer ingredientes que ellas no conocen… Volverán a ti, captarás más clientas, sorprenderás a las actuales y seguro que consigues ventas cruzadas. Como empresa de formación, en Universidad de la Imagen cuentas con opciones presenciales y online para formarte.

2. Conocer tu producto al máximo

No es lo mismo hablar al cliente de “te aplico este champú de menta” que “te aplico este champú de menta y hierbabuena que está compuesto de ingredientes naturales, reactivantes, hace efecto detox y se compone de diferentes tipos de aceites esenciales. Conocer todo sobre tu producto, deja muy alto tu nivel profesional frente a un cliente que tiene acceso a Internet y sobreexposición de información, a veces incorrecta.

 El cliente agradece que puedas aportarle información a la que no tenga acceso. Si le explicas los productos que le aplicas durante los servicios, hay más probabilidades de que desee adquirirlo para utilizarlo posteriormente en casa. ¡Ganarás en ventas cruzadas!

3. Internet: tus Redes Sociales

Mejorar tu imagen de marca, conectar con tus clientes a través de las Redes Sociales y ganar engadgement, está a la orden del día. No quiere decir que todos tus seguidores sean potenciales clientes del salón, pero te ayudan a posicionarte, tus clientes pueden ver más ideas, contenido, inspiración, etc., y consigues prestigio cuando tienes seguidores, me gustas y buena interacción.

 En nuestra formación online puedes encontrar vídeos relacionados con el Marketing Digital: Trucos que no sabías de Instagram, Crear una Fan Page, Trucos para hacer más corporativa tu cuenta de Instagram, Trucos para saber qué aro de luz utilizar, etc. Puedes ver AQUÍ la Formación Multidisciplinar y todo su contenido.

4. Ofrecer ventajas: promociones, tarjetas de fidelización…

¿Por qué no aprovechas tu don de gentes y te acercas a los comercios de alrededor para ofrecerles tus servicios? Seguro que hay probabilidades de que repitan si se encuentras satisfechos. ¡Es una forma de captar más clientes!

 A veces, una tarjeta de fidelización funciona mejor que un descuento directo, pero puedes ir probando opciones según tu zona y tipo de público. Comprueba tu target y perfil de cliente para saber cuál o cuáles te benefician.

5. Si puedes, fija fechas (consumo – hábito del cliente)

Dentro del consumo, existe el hábito, en el que se reeduca al cliente para se enganche a ti. Si no conoces la regla del consumo y hábito, se definen como por hábitos de consumo a los comportamientos del consumidor, en los que influyen factores como los lugares donde se va a realizar la compra, la frecuencia, el tipo de producto, los momentos de compra, etc… ¡Y el arte del vendedor! Eres tú quien puede crear esa “necesidad” de reiterar su frecuencia de compra (consumo de servicios).

Como ideas… Puede hacerse con un descuento, con un bono promocional… Tienes que adaptar muy bien la fecha a su tipo de servicio. Por ejemplo, si la clienta suele realizarse color, es posible que puedas agendar una cita para matiz cada vez que se marche del salón; si es Curly, mira qué es lo que su cabello necesita y fija citas para hidratación, repaso del corte, etc.

 A veces, una tarjeta de fidelización funciona mejor que un descuento directo, pero puedes ir probando opciones: pero lo que mejor funciona, sin duda, es adaptarse al cliente y personalizar los servicios. 

6. El ambiente en el salón: ¿tematizas?

Dependiendo de tu tipo de cliente y estilo de salón, a veces es buena idea que cuando se acerquen ciertas fechas, tematices el salón: algún adorno en Navidad, un centro de flores secas en otoño… El cliente conecta con el salón, ve elementos diferentes y se anima a ver el mismo espacio pero con otros elementos y experiencias.

 Por si te sirve de inspiración, hay quien celebra eventos, días especiales, por ejemplo, jornadas de puertas abiertas, colecciones… Y el cliente muchas veces se asoma a ver qué le ofreces de nuevo, al igual que puede picar la curiosidad de nuevas visitas.

¿Te han ayudado nuestros consejos? Puedes ver cada jueves nuestro blog en www.universidaddelaimagen.com

error: Contenido protegido