Dicen que la unión hace la fuerza; y unas bases sólidas, unos buenos cimientos hacen un gran hogar. En los salones pasa lo mismo; un buen equipo forma un clima de trabajo agradable que los clientes, directa o indirectamente, perciben.

Si tus colaboradores no están motivados, o no cumplen tus expectativas, es lógico que te invada una sensación de desesperación y te frustres pensando que tu negocio no está funcionando. Las condiciones que esperas que cumpla un colaborador parecen muy básicas, pero es elemental que se cumplan (buena ejecución, limpieza, imagen perfecta, trato amable y vocación). Sin embargo, no es fácil, cuando uno se hace cargo de su empresa, encontrar a alguien que ayude y se sienta y forme parte del equipo.

Aprende a valorar a los futuros fichajes

En especial, mientras se atraviesa o al pasar una época de crisis, se requiere en especial que el trato al cliente sea perfecto para no perder a nadie. Además, son unos tiempos en los que las contrataciones han cambiado. En “época de vacas flacas”, cuesta hacer “fichajes estrella”. Los contratos temporales aumentan y las personas lo saben, muchas no dan el rendimiento absoluto pensando en que no se van “a quedar”. De hecho, muchas veces se juega a la desesperada y lo que se hace es una contratación para salir del paso en lugar de escoger a un verdadero profesional.

salón belleza contratos a colaboradores

Como empresario/a te aconsejamos que valores que, si la persona que vas a incorporar en tu salón tiene más habilidades, o más experiencia, es lógico que exija más dinero. Si es oficial o estilista, y además posee el título de estética, sabe hacer extensiones de pestañas a la perfección, etc., a largo plazo puede ser un buen fichaje.

Quizás, los empleados tienen faltas de habilidades aprendidas, además, tienes que comprender que, si la persona tiene poca experiencia o es joven, es lógico que no sepa hacer todo. Pregúntate y fíjate objetivamente si se esfuerza en lo que hace. Enséñale la dinámica de tu empresa y hazle sentir parte de ella, creando un protocolo de salón en el que mostrar tus directrices aplicadas a su día a día.

Las diferencias entre líder y jefe

Ya sea una incorporación reciente o lleven tiempo en el salón, nunca está de más recordar a los empleados cómo es el funcionamiento y estilo del salón (zen, futurista, clásica, etc.). Evidentemente, siempre es necesario recordar la calidad de servicio, la atención perfecta al cliente, la correcta limpieza e higiene y el mantenimiento del equipo. Todo esto siempre se puede pedir; sin embargo, no hay forma de pedirle que aumente su motivación y compromiso.

Ahí es donde entran los buenos responsables; un jefe manda y regaña; un líder enseña, colabora y felicita. Es tu salón, puede que seas la persona que más horas trabaja, no olvides tener detalles con aquellos/as colaboradores/as que cumplen o alargan gratuitamente sus horarios y cumplen sus objetivos.

Cómo motivar a un empleado desmotivado

Cuando alguien comienza en tu salón, lo hace muy dispuesto e implicado, aportando más del 100% de lo exigido. Es lógico, se le ha otorgado la oportunidad de tener un trabajo y seguir aprendiendo, pero ¿qué ocurre después?

trucos para gestionar al personal en el salón

Imagina que tienes seis colaboradores en tu salón. Tres de ellos tienen contratos blindados; los otros tres tienen otro tipo de contrato. En especial, tienes el punto de mira puesto en los tres que están blindados, es necesario que estén verdaderamente motivados. Un buen coordinador, aunque esté “al borde del colapso”, tiene que saber motivar. Hay muchos motivos para que se forme una falta de motivación y desgana del personal (situación personal, cansancio, problemas sentimentales…). Son factores que tú no puedes impedir; pero lo que a toda costa tienes que evitar es que venga dada porque el personal no está bien gestionado y esto ha provocado una transformación negativa en el equipo.

“Ser capaz de captar, motivar y crear vínculos de fidelidad que, a través de su experiencia profesional, le haga sentir que tu negocio es parte de él/ella”.

¿Han cambiado tus empleados o te sientes engañado/a? Hay que ponerle solución. Nuestras propuestas para que puedas crear vínculos y fortalecer la unión son las siguientes. (Nadie dijo que fuera fácil ponerlas en marcha, máxime cuando el equipo reina el clima de discordia o las discusiones).

  • Dialoga: habla con ellos de cómo va nuestro negocio
  • Motiva: valora cada año su labor como profesional en tu salón.
  • objetivo/a: ponles objetivos alcanzables.
  • Felicita: háblales de lo que aportan positivamente a la empresa.
  • Premia: un plus o premio siempre es una buena herramienta para motivar.
  • Agradece: dales las gracias cuando las merezcan.
  • Piropea: dispón de actitud positiva dentro del salón.
  • Fabrica recuerdos positivos: busca experiencias que creen lazos de unión más fuertes, quizás tú eres una persona muy activa y acudes a eventos, ferias, formaciones, pero ellos tienen que ver también que el “ocio” es parte del trabajo.

Crea experiencias

Una buena propuesta de actividad grupal es hacer una lluvia de ideas o brainstorming. Consiste en una técnica magnífica que te ayudará a gestionar a tus colaboradores. Se sentirán útiles y descubrirás que desean y qué es lo que más les gusta. Además, pueden surgir propuestas interesantes. Hazla de forma seria: apúntala en la agenda como plan.

Las pegatinas, distintivos, o premios ayudan mucho. Parece, a primera vista, algo infantil; pero, ¡en absoluto! Nos movemos por incentivos. Crea tus propias pegatinas con mensajes de motivación. Es la mejor forma de que las puedan pegar en su móvil, agenda, etc., y las vean.

pegatinas para motivar

Otra idea que queremos aportarte son las actividades. Estas unen mucho a un equipo. Los actores, cuando se preparan juntos, están durante meses practicando ejercicios de coordinación. Los viajes y actividades ayudan a mantener un grupo unido. Un viaje, experiencia o curso es una pequeña inversión que puedes realizar para probar a motivar al empleado que lleva poco tiempo. También para incentivar al que lleva años y no está funcionando correctamente. Tendrás que invertir algo de tiempo, dinero y esfuerzo para aprender a gestionar a tus colaboradores. ¡Que nadie diga que no lo has intentado!

Clement Stone dijo: “Apunta a la luna. Si fallas, podrías dar a una estrella.” ¡Queremos ayudarte a apuntar a la luna!

¡Feliz semana a todos nuestros/as Creadores/as de Tendencia!

error: Contenido protegido