“Nunca andes por el camino trazado, pues

te conducirá únicamente hacia donde los otros fueron»

Alexander Grahan Bell

Buenos días a todos y Feliz día de Blog!

En la entrada de hoy , vamos a abordar un tema de vital importancia para resaltar la Belleza Original del Cabello  cuando vamos a realizar tratamientos capilares en el salón.

Como todos conocéis la propuesta de Servicios o Productos ayudan a realizar con mayor facilidad el Brushing y acabado final de nuestras Creaciones.

¿ Os imagináis una cliente con el cabello totalmente encrespado, grueso y rizado que no desea ponerse ningún producto de tratamiento para alisar?

Esto nos trae consecuencias negativas muy claras:

  1. El tiempo invertido en el servicio de alisado es mayor
  2. El efecto conseguido no dispone de la suavidad y brillo suficiente para resaltar en su resultado final.

Como ante la propuesta de cualquier servicio o aplicación de producto hay que comenzar con el principio, veamos aquí unas normas básicas a la hora de ofrecerlos:

PROPONER UN PRODUCTO O SERVICIO DE UNA MANERA EFICAZ

Es contundentemente imprescindible comenzar la visita con un dialogo abierto con el cliente que te hable de la necesidad de su cabello y su cuero cabelludo, por ello es importante la parte de observación y tacto que va unida a la conversación con el Cliente:

  • EXAMINO SU CUERO CABELLUDO.
  • DETERMINO SU FLEXIBILIDAD, ENROJECIMIENTO
  • OBSERVO VARIAS ZONAS DEL CUERO CABELLUDO, FRONTAL, TEMPORALES, NUCA..

 

El examen del cuero cabelludo ya te está aportando información real de como está el cliente y el tipo de irritación o no que puede llegar a tener.

Se puede conversar de flexibilidad, descamaciones, o cualquier alteración capilar que ante nuestros ojos sea visible y nos ayude a la propuesta de un servicio o producto de tratamiento.

Es necesario también examinar la materia prima con la que vamos a trabajar, EL CABELLO y no solamente en las puntas.

El cabello tiene historias distintas según las zonas que estoy observando:

LA RAIZ

LOS MEDIOS

LAS PUNTAS

«Si  la propuesta la realizas en el lavacabezas será una propuesta poco efectiva, pues este no es un lugar que fomente la comunicación con el cliente»

En la zona de Diagnostico que hayas determinado para examinar el cuero cabelludo y cabello del cliente se debe envolver esta fase con la apreciación de sensaciones, movimientos elegantes y profesionales y con una comunicación y consejo experto. Comunicación Contundente.

APLICACION DEL TRATAMIENTO:

Debemos valorar desde el punto de vista profesional que si el cliente va a pagar más por un producto de tratamiento este debe aplicarse con profesionalidad y minuciosidad aportando el valor añadido que este producto tiene.

«Siempre acompañaremos esta fase con un masaje sobre el cuero cabelludo para resaltar aun más la importancia de la aplicación de productos especiales»

 

UNA VEZ APLICADO EL SERVICIO O TRATAMIENTO, ES FUNDAMENTAL:

Hacer sentir desde el inicio sus resultados, tanto sobre el cabello húmedo como posteriormente con el cabello seco.   

Si el cliente toma buena cuenta y aprecia las bondades del servicio o producto aplicado volverá a solicitártelo en tu próxima visita.

Explicar desde nuestra profesionalidad la importancia de los productos que utilizamos para la creación de su estilo en su peinado, es posible que utilice 2 o 3 productos que cada uno tiene una función especifica.

«El cliente debe conocer porque aplico el producto que he escogido para realizarle su creación»

Al finalizar el servicio, mostramos los productos he que hemos utilizado y le preguntaremos:

¿Tiene todo lo que necesita para rehacer este servicio en su casa?

 

Nuestro último momento nos lleva a la finalización del servicio y a la Reventa:

 

¿Dispone de todo lo que necesita para cuidar su cabello?

Este es el mejor momento para proponer a nuestro cliente un tratamiento de belleza a domicilio en el que debemos explicar el modo de utilización preciso para que el producto aconsejado obtenga el éxito esperado.

LA CLAVE: Un correcto diagnóstico acompañado de un dialogo abierto y una propuesta personalizada a cada cliente.

Un pequeño recorrido que solo te costará 3 minutos más cuando el cliente llega, pero que te colma de profesionalidad y facilita una posterior reventa de productos de tratamiento o peinado por consejo profesional, sin coacciones..

Feliz día a todos los Creadores de Tendencia que soñáis con Mejorar vuestro día a día Profesional.

Cristina Muñoz