La Peluquería, o profesión más bonita del mundo como nosotros decimos, también tiene partes delicadas que se pueden mejorar. En Universidad de la Imagen nos encargamos de analizar esas áreas y buscar las soluciones adaptadas al estilista.

Por este motivo, queremos hablarte de la salud corporal, también llamada ergonomía y las lesiones laborales más frecuentes en Peluquería y cómo podemos crear mejores hábitos para prevenirlas. La Ley de Prevención de Riesgos laborales tiene una definición clara de los llamados «daños derivados respecto al trabajo» como «las enfermedades, patologías o lesiones sufridas con motivo u ocasión del trabajo«, mientras que la Organización Mundial de Salud fija el concepto de salud como: «el estado completo de bienestar físico, psíquico y social y no sólo como la ausencia de enfermedad«. Pueden ser lesiones aisladas o hacerse crónicas. En el mundo de la Peluquería hay cierto tipo de lesiones comunes que pueden evitarse (o mejorarse) siempre que se tomen las medidas adecuadas. Tanto si eres director del salón y tienes un equipo a cargo como si eres estilista ¡seguro que estos consejos te ayudan para protegerte tú y a tu equipo o compañeros de profesión!

dolor de espalda

1.Daños causados localizados: lesiones de espalda 

Dorsalgia, lumbalgia, tortícolis, cervicalgia… ¿Te suena alguna de ellas? La espalda es la gran sufridora de lesiones, en muchas ocasiones, muy dolorosas que pueden provocar, incluso, la baja. Algunos grandes enemigos de una buena salud de espalda son el sedentarismo, factores genéticos, las malas posiciones y la obesidad. Hay algunos que no pueden cambiar, como los factores genéticos o corporales de cada persona, pero sí está claro que la espalda de un estilista debe permanecer fuerte.

Propuestas de Universidad de la Imagen para mejorar la salud de tu espalda:

  • Hacer deporte y centrarte en la parte abdominal para que la espalda comparta el peso y no solo lo cargues en espalda (por ejemplo, 30 abdominales cortitos cada día).
  • Practicar estiramientos por la mañana y por la noche (seguro que tienes 20 minutos al día a repartir en dos veces). Hay un estiramiento muy sencillo que consiste en agarrar una toalla de los extremos con las manos y pasarla lentamente por detrás de la cabeza (doblando los codos) hasta que toque la nuca; posteriormente hay que subir los brazos todo lo posible hacia el techo y repetir la operación hasta que la zona se descongestione un poco, dado que acumula mucha tensión.
  • Tratar de dormir bocarriba; si no lo logras y duermes de lado, procura colocar un cojín entre tus piernas para corregir la postura en la medida de lo posible.
  • Evitar fumar: destruye tu sistema óseo y muscular.
  • Tratar de trabajar con la espalda recta. Te proponemos que tanto tú como el resto del equipo tengáis una palabra clave para obligaros a recolocaros rectos/as cuando veáis que los compañeros mantienen una postura incorrecta.
  • Intentar levantarse y agacharse doblando las rodillas.
  • Intenta trabajar con equipo a tu altura, para evitar modificar la posición de tu espalda constantemente. Otro factor a tener en cuenta es que tu material sea de calidad y no pierda piezas, por ejemplo, un secador con una boquilla que no se desprenda a menudo.
  • Sentarse a ratos (durante el diagnóstico, en los cortes por la parte trasera…). Seguro que dispones de un taburete en tu salón, utilízalo para realizar los momentos de Comunicación en posición 3/ 4 con el cliente, pues aportará cercanía y evitará que hables a través del espejo, además es conveniente utilizarlo cuando realizas algunas técnicas de corte de cabello, tendrás mejor visibilidad de algunas secciones y no curvarás tu espalda.
  • No forzar movimientos ni levantar peso excesivo (intentar arrastrar cajas en lugar de alzarlas).
  • Buscar un fisioterapeuta y procurar de acudir una vez al mes.

2. Dolor de hombros

Torceduras y distensiones,dislocaciones, separaciones, tendinitis… Los hombros sufren mucho debido al peso de las herramientas y las malas posturas corporales. El dolor de hombros tiene dos posibles problemas posteriores, las lesiones crónicas y la transmisión al dolor de espalda.

Propuestas de Universidad de la Imagen para mejorar la salud de tus hombros:

  • Trabajar por debajo del hombro. Es mejor no alzar en exceso los hombros para que no sufran en exceso. Procura regular la altura de la silla del cliente más a menudo.
  • Reemplazar el bolso por una mochila para no cargar el peso sobre el mismo hombro (¡ponte las dos asas!).
  • Trata de trabajar la flexibilidad y fuerza de tu hombro para poder girar y trabajar con facilidad.
  • Busca herramientas ligeras y ergonómicas. En Universidad de la Imagen trabajamos, por ejemplo, con los secadores de Dyson (como el que puedes ver en la siguiente imagen), que son ligeros y ayudan a cuidar la salud corporal (hombro, espalda, muñeca…), cepillos de poquito peso, como nuestro ultraligero cepillo esquelto Wet, que además ahora tenemos en Wet versión biodegradable.
secador de dyson

3. Posibles lesiones de muñecas y dolor de dedos

Las muñecas sufren, especialmente debido a la torsión y los marcados con cepillo, las ondas con diferentes herramientas de calor… Son las grandes olvidadas cuando la espalda les resta protagonismo, aunque importantísimas de cuidar. Hay una lesión muy común entre profesionales, la del túnel carpiano, que se da cuando generamos una hiper flexion de la muñeca de manera constante. Es posible que ya la estés sufriendo. Trata de evitar la hiper flexion realizando ejercicios contrarios de estiramiento en esta zona y vigila tu muñeca de manera constante para tenerla lo más recta posible

Propuestas de Universidad de la Imagen para mejorar la salud de tus muñecas:

  • Trabajar procurando calentar previamente las muñecas unos minutos con movimientos circulares.
  • Intentar intercalar servicios (en la medida de lo posible) que modifiquen el giro de muñeca, y si puedes, utiliza tu muñeca menos hábil para otro tipo de movimientos.
  • Masajea cada noche con movimientos circulares y crema hidratante tus muñecas y dedos.
  • Estirar todo lo que puedas para ganar elasticidad en los músculos.
  • Intentar no apretar con demasiada fuerza los utensilios mientras trabajas.
cursos para peluqueros

4. Diferentes problemas en piernas y pies 

 

Los pies y las piernas siempre trabajan sin descanso; varices, hinchazón, dolor… Son algunos de los síntomas que puedes sufrir a consecuencia de permanecer tantas horas de pie. Intenta cuidarlos y protegerlos o pueden llegar a desembocar dolor lumbar o de espalda.

Propuestas de Universidad de la Imagen para mejorar la salud de tus piernas y pies:

  • Intentar contar con unas medias de descanso o de compresión. Aunque aportan mucho calor, protegen y ayudan a mejorar la circulación
  • Buscar un calzado cómodo, adecuado, transpirable, con buena sujeción del tobillo, y utilizar plantillas si es necesario.
  • Tratar de no utilizar un pantalón muy ajustado, lo mejor es el algodón para que transpire.
  • No apoyar el peso en un solo pie, intercalar o buscar el equilibrio entre ambos.
  • Beber mucha agua para hidratar y favorecer la circulación; el té natural posee grandes beneficios también.
  • Utilizar de vez en cuando el taburete para que las piernas descansen, no tienes que estar en todo momento de pie, pruébalo y comprobarás la diferencia.

5. Ojos, nariz y boca, grandes sufridores

 

Al trabajar con productos químicos, como tintes o queratinas, las vías respiratorias pueden verse perjudicadas por picor, escozor y enrojecimiento (una gran ventaja de la mascarilla es que reduce estos efectos). Además, el calor de las herramientas provoca sequedad en los ojos y boca.

Propuestas de Universidad de la Imagen para mejorar la salud de ojos, nariz y boca:

  • Intentar utilizar gafas o pantallas protectoras si es posible, cuando realices ciertos tratamientos.
  • Tratar de utilizar lágrima artificial para hidratar tus ojos.
  • Beber mucha agua para eliminar toxinas y partículas nocivas y luchar contra la sequedad en la boca.
  • Vigilar la luz del interior del salón para que sea agradable y no excesiva.
  • Crear un ritual de higiene y lavado de tus ojos por la noche como hábito general para limpiarlos de las impurezas del día.

 

6. ¿Y qué hay de la garganta?

 

La garganta puede llegar a ser muy sensible y resentirse, debido a las muchas horas seguidas de trabajo, largas horas de conversación seguidas y el ambiente cerrado de dentro del salón (afonía, ronquera, disfonía). 

Propuestas de Universidad de la Imagen para mejorar la salud de tus vías respiratorias y ojos:

  • Beber mucha agua para hidratar la glotis y evitar las molestias.
  • No carraspear (perjudica tu garganta).
  • No exponerse directamente al aire acondicionado; ¡es un gran irritante para la garganta!
  • En invierno, trata de reservar voz e intenta utilizar pañuelos y bufandas en invierno.
  • Truco extra: si trabajas con productos naturales, seguro que la salud de tu garganta mejorará.

¿Te han servido nuestros consejos en lesiones laborales de Peluquería?

Como extra, queremos contarte que un buen truco para mejorar cualquier problema es una correcta alimentación, un descanso correcto y suficientemente largo y hacer deporte en la medida de lo posible. 

Ya hemos puesto las claves en tus manos, ¡ahora es tu turno de seguirlas!

× ¿Cómo puedo ayudarte?