El Éxito comienza por la voluntad

Rudyard Kipling

poeta y escritor

Quizás te estés planteando abrir tu propio salón de peluqueria, estética o Imagen Personal o quizás ya te hayas sumergido en esta apasionante aventura.

Hoy en día y debido a la situación económica en España, parece que emprender un negocio se ha convertido en una necesidad para unos y una moda para otros..

Tener nuestro propio salón o negocio es una opción en la que el pensamiento principal puede ser querer más libertad, desear trabajar con un modelo de creatividad personal, ser tu propio jefe y reinventarnos.

Este pensamiento además va ligado a la alta confianza en uno mismo..

“soy capaz de abrir mi propio negocio, soy buen profesional, voy a apostar por un modelo de negocio distinto al resto.. y con la autoestima muy alta, siempre pensamos que funcionará..”

Pese a que la oferta puede ser muy buena, y todos los requisitos anteriores se cumplan, es posible, que la gente no haga cola para entrar en tu salón!

Y es que la vida del emprendedor no es fácil, requiere mucho esfuerzo, trabajo duro, tener muy claros tus objetivos, es decir lo que quieres y lo que no y sobre todo un plan de acción para poder llegar a esos objetivos!  PLAN EL FACTOR EMOCIONAL DE MONTAR UN NEGOCIO

Es normal que descubras altibajos emocionales. A veces te sentirás pletórico, otras veces con ganas de dejarlo todo y decir, hasta aquí he llegado!

Y otras veces muy saturado por la sensación de no poder pararte a pensar, a reflexionar y a innovar para hacer avanzar tu negocio.

La sensación emocional tiene subidas, en las que debes de esforzarte mucho para poder llegar a la cima de la montaña y tiene sus bajadas vertiginosas y llenas de plenitud y emoción, algo absolutamente normal cuando emprendes cualquier tipo de negocio.

El caso es que la “estabilidad emocional” es más necesaria si cabe cuando estas emprendiendo un nuevo proyecto para no desestabilizarte ni entrar en “Modo Pánico”.

¿Qué podemos hacer para mantener la calma en el largo y emocional camino que es montar una empresa propia?

Fijaos en estos puntos básicos que os pueden ayudar a mantener emocionalmente una actitud estable:

  1. TENER UN OBJETIVO DEFINIDO Y CLARO

¿A dónde queremos llegar con lo que nos proponemos crear? Si no tenemos este campo definido será imposible llegar a él.

Sería como cuando programas un viaje.

¿Te imaginas hacerlo sin saber a dónde quieres ir? En un negocio no es buena idea lanzarte a la aventura o correr riesgos innecesarios.

Hay mucha gente que se aventura a emprender sin saber realmente lo que quiere..

Si no sabes lo que quieres. ¿Para qué te aventuras en un proyecto?

  1. TUS VALORES TE AYUDAN A MARCAR TU OBJETIVO.

Para que el objetivo sea interesante y te esfuerces para conseguirlo, este tiene que estar en línea con tus valores, sino dejará de tener interés y no lucharas por conseguirlo.

¿Cómo deseo que sea mi negocio? ¿Qué necesito para ello?

  1. LA PACIENCIA Y PREPARACION PROFESIONAL

Tu idea en su origen es estupenda, pero si no funcional tal y como lo habías pensado, no desistas, busca otra forma de conseguir el objetivo. Y si sigue sin funcionar seguiremos intentando otras alternativas. Buscar la opción de formarte en nuevos métodos que te ayuden a implantar nuevos modelos de negocio sin perder nunca tus valores y tu objetivo.

  1. CREATIVIDAD E IMAGINACION

Es fundamental fomentar la Creatividad. Todos somos creativos y es algo que podemos trabajar mirando tu negocio con perspectiva.

¿Has entrado alguna vez en el salón de otros como si fueses un cliente?

Este es un ejercicio que te obliga a realizar un análisis personal de tu negocio con respecto a otros y te asesora sobre tu posición actual.

Mira tu web como si fueses un cliente. ¿Qué te parece? ¿Encuentras todo lo que necesitas?

Con estos ejemplos ya estamos fomentando nuestra visión objetiva y creatividad para saber cómo podemos realizar ligeros cambios y avanzar.

  1. SER REALISTA!

A veces podemos tener el pensamiento de haber hecho todo lo posible, pues “Nunca se hace todo lo que se puede”. Estoy segura que siempre hay una opción disponible para ti.

Esta opción hay que encontrarla y debe ser consecuente con tus valores y tu objetivo, no perder nunca el rumbo de tu idea original.

  1. PENSAR QUE ESTAS HACIENDO LO QUE TE HACE FELIZ

Es necesario hacer en esta vida aquello que sabes hacer para ser feliz en tu negocio.

Comprométete con tu misión y llevarla a cabo te hará sentirte lleno de felicidad.

La felicidad se contagia, el optimismo también, tus clientes lo notarán y les harás pasar un buen momento en tu salón.

“Las personas hoy desean ir a establecimientos a vivir experiencias y a contagiarse de felicidad”

 

  1. ENSAYO Y ERROR.

“Si me involucro aprendo

Es mejor aprender a medida que se hacen las cosas, es mejor equivocarse que no haber probado nunca realizarlo. Y si no tienes los resultados que esperas, puedes probar con otra opción, sin perder tu pasión por lo que te hace feliz.

Me encantaría finalizar el blog de esta semana con los 5 secretos que hicieron de Steve Jobs, co fundador de APPLE, persona que nunca perdió su carácter humano, su objetivo y que trabajo para ser feliz, revolucionando nuestra manera de entender el mundo empresarial: STIVE

  1. NUNCA DARSE POR VENCIDO

Frente al tipo de adversidades que siempre vivió Jobs a lo largo de su vida (como el abandono de sus padres biológicos o el hecho de que fuera ‘echado’ de Apple), su clave de éxito reside en la perseverancia en el trabajo.

«Este ha sido uno de mis mantras: enfoque y simplicidad”

 Lo simple puede ser más duro que lo complejo.

Tienes que trabajar duro manteniendo tu mente clara para hacer las cosas simples. Vale la pena llegar, porque cuando terminas, «puedes mover montañas».

  1. NUNCA APARENTAR

Veía el verdadero potencial en cada cosa que tocaba y nunca abandonó esta visión. Esta es la magia de Steve Jobs. Steve salía a presentar sus últimos productos en pantalón informal, zapatillas tipo tenis y camiseta negra. Nada de corbatas para un inventor. Pero eso no era lo realmente importante. La genialidad residía en las ideas, no en las fibras de la ropa.

«Ser el hombre más rico del cementerio no me importa. Irme a la cama por la noche diciendo que hemos hecho algo maravilloso, eso es lo que me importa», le dijo a The Wall Street Journal, el 25 de mayo de 1993.

 

  1. NUNCA MANTERERSE INMOVIL

Para Steve, la creatividad humana es simplemente la habilidad de conectar cosas. Un punto más otro punto te lleva a otro radicalmente diferente. La enseñanza es que, entre más experiencias o nodos de conexión con ideas una persona tenga, mucho más probable será tener acceso a un lugar diferente al anterior.

«Cuando se pregunta a la gente creativa la forma en que hizo algo, se sienten un poco culpables.  Esto se debe a que fueron capaces de conectar las experiencias que han tenido y sintetizar nuevas cosas. Y la razón por la que fueron capaces de hacer eso es que han tenido más experiencias o que han pensado más en sus experiencias que otras personas».

 

  1. NUNCA AFERRARSE AL PASADO

Steve Jobs siempre se adelantó a todo. En 1976, a sus 21 años, se le ocurre que es posible vender un ordenador montado en una estructura mucho más pequeña que los enormes elefantes de ordenador que por entonces nadie podía tener en casa. Junto con su primer colaborador, Steve Wozniak, cofundador de Apple, crearon la primera Macintosh en un garaje de California.

¡En 1984, sale con otro disparate! La nube de Internet. Steve ya sabía que sería más fácil almacenar datos, música, información y documentos en servidores externos a una máquina, lo que hoy se le denomina cloud computing.

El secreto, de acuerdo a una entrevista que la NBC le hizo en 2006:

«Creo que si haces algo que resulta bastante bueno, debes hacer algo más que sea maravilloso, no regodearte en ello demasiado tiempo. Debes imaginar qué es lo próximo».

 

  1. NUNCA DEJAR DE SOÑAR

En el mítico discurso de graduación de Stanford, en junio de 2005, Steve recomendaba a los jóvenes estudiantes algo que bien aplica para cualquier vida que merezca la pena ser vivida:

Su trabajo va a llenar gran parte de su vida, y la única forma de estar realmente satisfecho es hacer lo que creen que es un gran trabajo.

Y la única manera de hacer un trabajo genial es amar lo que haces.

Si aún no lo han encontrado, sigan buscando. No se detengan. Al igual que con todos los asuntos del corazón, sabrán cuando lo encuentren. Y, como cualquier gran relación, que sólo se pone mejor y mejor, con los años pasa. Así que sigan buscando hasta que lo encuentren. No se detengan».

Y esta es una apreciación personal para finalizar:

“Imaginar el camino, recorrerlo con ilusión, esfuerzo, trabajar duro y actitud positiva es lo que nos hace realmente felices. Conseguir el objetivo final no es más que la suma de los pequeños logros que has ido GANANDO  en TU camino del emprendimiento”.

Hoy, el post de la semana, va dedicado a todos aquellos que con vuestro miedo e inseguridad, os habéis convertido en emprendedores de vuestro propio negocio para alcanzar la tan ansiada felicidad!

Persigue tu sueño, no te pierdas en el camino y estoy segura que lo conseguirás!

Feliz dia a todos los creadores de Tendencia y Emprendedores

Cristina Muñoz